Intendencia Metropolitana

twitter flick youtube Facebook

Intendente Metropolitano firma traspaso de recursos para restauración de Iglesia San Saturnino

Parroquia resultó seriamente dañada tras el terremoto de 2010 y permanece cerrada a los feligreses por motivos de seguridad. Autoridades destacaron que obra rescata parte histórica de nuestra ciudad, ya que más que una construcción religiosa, la Iglesia San Saturnino es parte del patrimonio de Santiago.

Tras participar en una emotiva liturgia, que incluyó oraciones en portugués, árabe y creole, el Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, y el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, firmaron el traspaso de fondos para la recuperación de la Iglesia San Saturnino, símbolo del barrio Yungay, y que resultó completamente dañada tras el terremoto de 2010, por lo que permanece cerrada para los feligreses por seguridad.

La restauración de la Iglesia se realizará con fondos del Gobierno Regional Metropolitano por un valor de M$900 millones. Tras la licitación, se espera que la reparación comience a fin de año y tarde cerca de 10 meses. Esta es una de las parroquias que ha recibido a los haitianos, a los que se les da ayuda social y se les enseña castellano. Además, acoge a personas en situación de calle, a quienes se les da desayuno cada domingo.

El Intendente, Claudio Orrego, señaló que “el desarrollo de una ciudad es la suma de muchas cosas: tiene que ver con áreas verdes, con educación, con salud, con vivienda, con deporte, con cultura. Un país que no es capaz de cuidar su cultura y su patrimonio, es un país que, de alguna manera, también hipoteca su futuro. La Iglesia San Saturnino es parte de la identidad y es parte de una comunidad que requiere también espacios de celebración religiosa y en este caso también de un centro de acogida para inmigrantes. Entendamos que el desarrollo es mucho más que cemento y hormigón, supone también recoger la cultura de los pueblos y en este caso esta Iglesia representa mucho más que un edificio religioso”.   

San Saturnino es el protector de temblores y los terremotos y fueron justamente estos movimientos telúricos los que más han afectado a la edificación religiosa. Luego del terremoto de 1985, la iglesia sufrió diversos daños que obligaron a su clausura. El proceso de reconstrucción y restauración tomó en total 12 años, siendo abierta a los feligreses en 1997. Lamentablemente, el sismo del 27 de febrero del 2010 la dejó nuevamente inhabitable. Las misas deben celebrarse en una capilla provisoria donde se encuentra la imagen del Santo, que es de madera policromada del siglo XVII, proveniente de Ecuador.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, agregó que “este es un tremendo logro para el barrio. Santiago no existe sin el Barrio Yungay y el Barrio Yungay no existe sin la Iglesia San Saturnino, la primera que se construyó aquí. Hoy era un lugar muy deteriorado después del terremoto del 2010 y la comunidad, no sólo la cristiana, nos estaba pidiendo priorizar su recuperación. Conversamos con el Intendente Orrego y con Monseñor Ramos y hoy finalmente concretamos el traspaso de recursos para tenerla operativa a fines del 2018”.

La Parroquia San Saturnino fue creada por la Iglesia de Santiago en 1844, sólo cinco años después de la fundación del Barrio Yungay. La construcción es de estilo gótico con columnas de colores brillantes, vitrales amplios que dejan entrar mucha luz y una clara bóveda decorada con 2.380 estrellas de madera.

El párroco de la Iglesia San Saturnino, Juan Carlos Cortez, comentó que “después de siete años que el templo ha estado cerrado, era una esperanza de toda la comunidad poder reconstruirla y tener este documento oficial que avala que ya existen los fondos es una alegría tremenda y un sueño hecho realidad. Esta es una de las construcciones más antiguas y que presta un gran apoyo a la comunidad migrante”

En tanto, monseñor Fernando Ramos, Obispo Auxiliar de Santiago, agregó que “estamos muy contentos de que se reconstruya esta Parroquia que tiene un fuerte componente de ayuda a los migrantes, porque la mirada de la Iglesia respecto a la migración, es una mirada de acogida, porque se trata de personas que vienen a aportar lo mejor de sí y haremos todo lo posible para generar su inclusión. Hay más de 40 parroquias que están haciendo una gestión en ayuda de los migrantes, tal como lo está haciendo la parroquia San Saturnino”

En la actualidad y, gracias a la ayuda de estudiantes de arquitectura de la Universidad del Desarrollo, se está levantando en la Iglesia San Saturnino una escuela de intercambio cultural, que permitirá de forma definitiva, reemplazar las improvisadas salas donde se enseña español a cientos de ciudadanos haitianos.