Intendencia Metropolitana

twitter flick youtube Facebook

COMUNIDAD BAHAI DONA 2 MIL ÁRBOLES NATIVOS PARA NUEVOS PARQUES URBANOS DE LA REGIÓN METROPOLITANA

La ceremonia se realizó en los jardines del Templo Bahai en Peñalolén y fue encabezada por el Intendente Metropolitano y el Seremi del Medio Ambiente.

En la víspera de los 200 años del natalicio del fundador de la Fé Bahá’í, Bahá’u’lláh, la Comunidad Bahá’í en Chile decidió celebrar esta instancia donando a la Región Metropolitana de Santiago, dos mil árboles nativos provenientes del vivero y proyecto medioambiental Flora Nativa, parte del Templo Bahá’í de Sudamérica.

Las especies donadas corresponden a árboles de tres años de Peumo, Quillay, Maitén y Belloto del Norte, producto del trabajo de decenas de voluntarios de diversos orígenes, creencias y edades que han colaborado en el trabajo de propagación de las especies nativas de la precordillera de Santiago, e inspirados en las enseñanzas del fundador de la Fé Bahá’í, de “Amor a la Creación” y ver a “la Tierra como un solo país, y a la humanidad como sus ciudadanos”.

Al respecto el Intendente Claudio Orrego indicó: “Nosotros estamos comprometidos en hacer de Santiago una ciudad más verde donde en todos los rincones de la ciudad la gente pueda disfrutar de la naturaleza y de los árboles nativos. Este regalo de 2000 árboles que nos hace la comunidad Bahá´í nos viene como anillo al dedo porque estamos construyendo Parques Urbanos en las comunas más pobres, y ahí van a llegar estos árboles que han sido cultivados por voluntarios que han tomado una semilla de la precordillera para esparcirla por toda la ciudad”.

A la ceremonia –que fue encabezada por el Intendente Regional, Claudio Orrego y el Secretario de la Asamblea Nacional Bahá’í, Felipe Duhart - asistieron el Seremi del Medio Ambiente, José Miguel Arriaza, la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, la ambientalista, Adriana Hoffmann, y decenas de voluntarios de la comunidad Bahá’í. Esta se inició con una oración comunitaria a cargo del Coro del Templo y posteriormente con la entrega simbólica de las especies donadas. El acto concluyó con un recorrido al vivero de Flora Nativa donde, que en estos 6 años de funcionamiento, han producido más de 20 mil árboles nativos, los que se han plantado en los jardines del Templo y regalado a decenas de colegios e instituciones de la región.

“Esta fue una ocasión donde pudimos reflexionar acerca de cómo  el Medio Ambiente es una preocupación central y muy conectada con el desarrollo de la vida espiritual del ser humano. Pudimos conocer el origen de estos dos mil árboles que son fruto de varios cientos de voluntarios que han estados trabajando en los terrenos del templo desde hace varios años y son en definitiva una expresión de cariño y amor de mucha gente hacia la ciudad de Santiago”, señaló Eduardo Rioseco, director del templo Bahá´i

A lo anterior el Seremi del Medio Ambiente RM, José Miguel Arriaza, indicó que: “Esta donación permitirá contribuir al déficit de áreas verdes que tiene la región, ya que la vamos a incorporar a los nuevos parques urbanos que estamos construyendo para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, por lo que agradecemos el amor que le pone la Comunidad Bahá’í a su vivero y a las donaciones que hace”.

En tanto, la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, destacó el trabajo que realiza la Fé Bahá’í en la comuna. “Algo que es fundamental para la ciudad  es recuperar el contacto con la naturaleza a través de la reforestación de Santiago, y me parece una muy buena iniciativa lo que están haciendo los voluntarios que participan en el Bahá’í generando, desde este vivero, una cantidad importante de flora nativa para la ciudad, en un trabajo coordinado con la Intendencia que va a beneficiar a 8 parques de la Región Metropolitana”.

Los dos mil árboles nativos donados por la Comunidad Bahá’í serán trasladados una vez que comience la habilitación de los parques urbanos que se construirán con fondos del FNDR.