Intendencia Metropolitana

twitter flick youtube Facebook

Parroquia Santa Ana vuelve a abrir sus puertas tras restauración de daños provocados por terremoto de 2010

Los trabajos tuvieron un costo cercano a los $650 millones e incluyeron demoliciones de elementos sueltos, pintura interior y exterior, reparación y reposición de pisos de madera y ornamentos, restauración de puertas, limpieza de piedra exterior y la recuperación de la Torre Campanario.

Con la presencia del Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, el Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri y el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, se recibieron oficialmente las obras de restauración de la Parroquia Santa Ana, emblemática iglesia del casco histórico de la comuna, ubicada en Catedral 1547.

Los trabajos comenzaron el 24 de agosto de 2015, se extendieron por más de un año, y significaron una inversión cercana a los $650 millones de pesos que fueron financiados por el Gobierno Regional Metropolitano y el Arzobispado de Santiago, con la supervisión de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Santiago.

La intervención contempló reparaciones estructurales por daños causados por el terremoto del año 2010, algunas demoliciones de elementos sueltos, pintura interior y exterior, pintura a la reja interior, reparación y reposición de pisos de madera y ornamentos, restauración de puertas, limpieza de piedra exterior y la recuperación de la Torre Campanario.

Al respecto, el Intendente Orrego señaló que “las ciudades que no cuidan su pasado hipotecan su futuro, y cuidar el patrimonio que tenemos en Santiago, una ciudad sísimica, debiera convocarnos a todos. La comunidad de la Parroquia Santa Ana se ve beneficiada directamente, pero esto no solo es para la comunidad católica, este es un beneficio para la ciudad. Este templo patrimonial es parte de la historia del casco antiguo de Santiago”.

A su turno, el alcalde Alessandri destacó la importancia que tiene para la comuna de Santiago estas obras, “durante el tiempo que la Parroquia estuvo cerrada, algunos muros fueron utilizados como baño e incluso la puerta principal fue objeto de un atentado incendiario, queremos que este tipo de situaciones no se repitan; por eso hago un llamado a toda la comunidad a cuidar nuestro patrimonio. El 45% de la superficie de Santiago está declarada como patrimonial, incluyendo esta iglesia que es monumento histórico, por eso debemos cuidar estos lugares que no son nuestros, son de todos los chilenos”.

La Parroquia Santa Ana, ubicada en el centro histórico de la comuna de Santiago, es una iglesia de estilo neoclásico, cuyo origen se encuentra en la ermita levantada en ese mismo lugar en 1576, dedicada a Santa Ana, la madre de la Virgen María.

Una década después fue erigida la iglesia que, como casi todos los edificios de la ciudad, resultó destruida por los terremotos de 1647 y 1730. El actual templo comenzó a ser edificado en 1806 e inaugurado sin terminar en 1854. Fue declarada Monumento Nacional en 1970.